Zonas difíciles

Hay dos tipos de problema cuando se trata de bronceado. Las zonas que pueden manchar y dañar tu bronceado y las zonas secas y ásperas que pueden hacer que tu bronceado tenga aspecto no uniforme.

La línea del pelo y las cejas

Si tienes el pelo rubio y liso pon un poco hidratante sobre las cejas y la línea del cabello para evitar la coloración del cabello.

Manos

Las palmas y los espacios entre los dedos simplemente no se broncean naturalmente, y es por esa razón que tener las palmas de las manos bronceadas es algo muy artificial. Hay varias maneras para mantener su apariencia natural – intenta aplicar el bronceado con guantes de látex para luego removerlo y aplicar bronceado muy suave al dorso de las manos cuando haya terminado el resto de tu cuerpo. Acuérdate de mantener las manos como garras (como si estuvieras agarrando una bola de tenis) a la hora de aplicar el barrido de las manos. Ocasionalmente las uñas se pueden manchar, por eso intenta pintarlas con esmalte claro o simplemente remueve el exceso de producto con lienzos humedecidos.

Otras áreas problema

Las muñecas y las manos, los codos, las rodillas, los tobillos y los pies suelen ser propensos a la sequedad y aspereza. Asegúrate de exfoliarlos y hidratalos lo que va a garantizar un bronceado más elegante